DéjaTE en paz

La sensación de vivir inCOMPLET@ va de la mano de incordiarnos a todas horas, de no dejarNOS en paz, de boicotear un día que no pintaba tan mal. Pero es que a veces, nos empeñamos tanto en arruinarnos el día...que acabamos por conseguirlo.

 

Aquí afuera, donde no hay vídeos motivacionales, ni post en los que aseguran que ser feliz depende de ti (como este)...aquí, en el día a día, HACE FRÍO.

Y la vida, duele y MUERDE nuestra piel, y el ALMA envejece porque las nubes se anclan sobre nuestra cabeza durante días, y solo queremos que nos dejen en paz con nuestras miserias.

Aquí afuera olvidamos la importancia de cultivar el AMOR por uno mism@ y dejamos que de un plumazo se desmorone nuestro plan de acción titulado “ voy a ser feliz sin morir en el intento”.

 

Es mucho más popular quejarse que desprender felicidad, y además de ser más popular, es más FÁCIL porque el victimismo está socialmente aceptado. Pero OJO, porque cuando eliges esa actitud de “queja continua” entras en un círculo de negatividad que deja una estela tóxica y derivará incluso en la falta de respeto por ti. Te hablarás sin cariño y sin generosidad...y ese, sí que es el principio de un bucle incómodo tanto para ti, como para quienes te rodean ( y por ahí no quieres pasar, SEGURO).

 

Así que si estás en el bando de los que pelean, de los que CRECEN ante la adversidad, de los que si es fácil, bien, pero si es retador, MEJOR, entonces...DÉJATE EN PAZ!

 

Lejos de discursos cargados de recursos para ser más felices (que me encantan), te haré una pregunta: ¿por qué no buscamos debajo de nuestra piel y leemos todo lo que la vida ha ido escribiendo allí?

 

La mayoría de las respuestas las llevamos impresas en nuestras vivencias, porque de ellas vienen nuestros aprendizajes y con ellas tomamos decisiones que determinan nuestro presente y por lo tanto, nuestro futuro.

En cada centímetro de quien eres hay una historia que habla de ti y del frío que has pasado...PERO ( a veces los “peros”, molan), también hay relatos que dibujan una sonrisa espontánea en tu boca y que acompañan a otra serie de episodios agradables que conseguirán mantener esa sonrisa algunos segundos más, nuestro cerebro comenzará a generar un cóctel químico que favorecerá a ese torrente placentero...y entonces, sentirás cómo el frío es más llevadero y, lo más importante de todo, encontrarás entre tus colecciones de momentos felices ese espacio cálido y confortable llamado TÚ, y ese... es el lugar más APACIBLE de esta aventura  llamada VIDA.

 

LoveU siempre.

 

Inés Torremocha - DéjaTE en paz