Soy, sin más.

Soy de quién me hace el AMOR, de quien sueña que me hace el amor, de quien verbaliza que quiere hacerme el amor, de quien lo intenta, y de quien lo consigue.

 

Fui tantas veces, tantas cosas, y tuve ¡tantas DUDAS! Dudé incluso de mi misma, de mis decisiones, de mis retos incompletos, de mi color favorito, de mis pasos, de mis caricias, dudé hasta de mis dudas. Me enfrentaba a un folio con el que compartir mi existencia y mis letras me devolvían un gran interrogante que me miraba distante, estricto, frío, exigente, feroz...frente a frente con mis miedos.

 

Me propuse ser de quien me quisiera SIN poseerme, de quien me sonriese, de quien me llorase, de quien me escribiese, de quien me acompañase, me escuchase, me enseñase y de quien ME comprendiese.
Y entonces empecé a sentir que de mis pies salían ALAS ( ¿puedes creerlo? ¡Alas! que locura) y esa sensación de volar dejaba a mis espaldas aquellas toneladas de dudas que pesaban hasta dejarme sin aliento tras cada “no”, después de cada “lo siento”...y pesaban, y pesaban, y ...dejaron de acribillar mi conciencia, por FIN.
Soy de un viento feroz, de lluvia tibia, de MAR, de cielo con y sin nubes, de fuego, de errores (millones de errores), de hielo, de rock, del polvo de un camino angosto, de chuches, de café (mucho café), de caricias, de piel, de hiel, de arena y asfalto. Soy de un ABRAZO de varios segundos, de siestas, amor y sexo, de una tarde con amigas, de una NOCHE de insomnio y amaneceres repletos de POEMAS.

 

Estoy hecha de líos en los que me meto porque no sé quedarme quieta en una zona de confort que me aburre sobremanera, como me aburren las reuniones con personas que solo saben hablar de sus vidas perfectas, como me aburren los días sin infiernos con los que bailar, como me aburro de escucharme hablar en condicionales, "peros" e "y si". Los líos me recuerdan que VIVIR es divertido, que hay que darle mambo al corazón con buenas dosis de generosidad y gente bonita que te acompañe.


Soy de VIDA, de retos, de miedos, de canciones, de libros, de versos, de camas deshechas y por deshacer (buff! esas camas).
Soy a ratos, a horas , a días, a tientas, a veces, a medias, a saco, a por todas, a buenas o a malas, a remolque, a deshora, adrede, a tope.
Soy CONTIGO, sin ti, conmigo.
Soy un principio que persigue finales incompletos, soy con prisa.
En pausa, fui un mar de incertidumbres que me enseñó que NADA ni NADIE te regalará certezas.
SOY, sin más.
Exprimiendo un presente urgente que no está dispuesto a esperar.

 

(¿Hoy te he dicho que te quiero?...pues eso, LoveU)