En la victoria y en la derrota, lo importante NO es la meta

En la victoria y en la derrota, lo importante NO es la meta

El éxito, no se mide en la cantidad de veces que llegas a la consecución de tus objetivos, ni la derrota son las veces que no lo consigues. Ganar o perder, es relativo, y ahora me dirás algo así, como que eso, se lo explique a tu jefe.Para empezar, si eso se lo he de explicar a tu “jefe”, es porque quien gestiona el equipo en el que trabajas, es un “jefe” y NO un LÍder. Porque a un LÍDER, de los de verdad, no necesitas explicarle que GANAR o PERDER, está repleto de matices. Por supuesto, y esto también lo saben los LÍDERES, los números han de salir al cierre de año. Si no hay venta, no hay beneficios, si no hay beneficios, no hay producto, y llegados a este punto, ya puedes colgar tus botas. Dicho esto, vamos a ese ganar o perder. La meta, no puede estar en esa zanahoria inalcanzable que cada vez nos van desplazando un metro hacia delante, para que sigamos corriendo sin parar hacia ella. La META, debemos de dotarla de SENTIDO, para tenerla en todo momento presente en nuestra cabeza ( y en nuestro corazón).El FOCO lo debemos de tener en “voy a conseguirlo”, pero es CLAVE revisar todos los pasos que has de realizar para lograrlo. Sin análisis, sin estrategia, sin un plan de acción, solo será eso, una META. Cuando la interiorices y respondas a: ¿por qué lo hago? y ¿para qué lo hago?, entonces, estarás alineado con los objetivos, y éstos, serán una META real para ti.Créeme cuando te digo, que es más importante el PROCESO, que el resultado, ya que un buen proceso, NO te va a garantizar el éxito, pero sabiendo cuáles son los pasos que hemos dado y los porqués de esas decisiones, seremos capaces de redirigir algunas acciones pasadas, o de replantear (o cancelar) estrategias pendientes de realizar en el futuro.Tenemos la mala costumbre de No analizar los procesos cuando las cosas van bien, pero el mercado se mueve, tus competidores se mueven, tus clientes se mueven, y cuando tú estás disfrutando de un cierre de mes en calma, la autocomplacencia te ha llevado a bajar la guardia, y de un día para otro, estás en el punto de partida, en el Km 0. Repasa los PROCESOS, porque en el amor y en las VENTAS, NO todo vale. El éxito (y el fracaso) es efímero, y la huella que deja en nuestro paso por la vida, dependerá de cada uno de nosotros, de cómo decidamos que nos va a afectar. Los resultados en ventas, están TAN condicionados por tantos elementos, que ante una situación de éxito/fracaso, la mejor actitud en ambos casos, será la de EVALUAR qué hemos hecho bien, y qué debemos de mejorar. Analiza, pero no te atrapes en el análisis.Planifica, pero no te duermas en el despacho y pasa a la acción ( el papel, lo aguanta todo, sin embargo, los negocios se cierran "en la calle")Rectifica las estrategias que no te estén ayudando a obtener los resultados deseables en ese momento, pero si consideras que son buenas estrategias, quédatelas, que no te haya funcionado esta vez, no significa que no le vaya a ir como un guante a otro negocio de futuro ( construye un arsenal de iniciativas a las que acudir cuando las necesites).Comparte y celebra tus logros.Acepta tus fracasos, pero no te ancles en ellos.Respeta a tus competidores (y, respétate a ti). La victoria, está precedida por un montón de batallas ganadas y alguna que otra derrota. Y, por supuesto, las derrotas son solo el comienzo, sobre el que construir nuevos retos. Tanto si ganas como si pierdes, si sabes contestar al ¿POR QUÉ?, entonces, encontrarás sin lugar a dudas, el CÓMO. En ventas ( y en la vida), quien pierde, no es un fracasado, ni quien gana, es una persona exitosa. Y recuerda, que los resultados, no tienen corazón. TÚ, sí. #SeVende ​

Inés Torremocha - Mi primera vez

Mi primera vez

Mi primera vez empezó con dolor, como muchas otras cosas que duelen al principio y poco a poco acaban por darte placer. El problema, es cuando nos empeñamos en que algo tiene que terminar por gustarnos mientras el dolor te ancla, te agarra por dentro, y apenas te deja respirar, sí, ese dolor que conoces tan bien. Siempre hay una primera vez para todo, y si preparas una lista de cosas pendientes por hacer, seguro que descubres que muchas, ni están tan lejos, ni dependes de terceras personas para conseguirlas. Hay una primera vez para amar ( … y benditas mil veces más que volverás a amar).Una primera vez para que te rompan el corazón, un primer beso, la primera vez que hiciste el amor (o te lo hicieron).Aquella primera mejor amiga.La primera vez que duermes fuera de casa de tus padres, o esa noche en la que será tu hijo quien lo haga.Hay una primera vez para escuchar “eres el candidato al puesto” y, por supuesto, para escuchar que la vacante la ocupará otro profesional.Una primera cita con esa persona que se adueña de tu voluntad y te hace temblar hasta el alma.Una primera vez para reaccionar a una caricia propia o ajena.Una primera vez para mentir, para perdonar, perdonarte, para pedir perdón.Para perderte en una ciudad desconocida.La primera vez en la que te miras en el espejo, y dices que ERES PRECIOSA! así, toda TÚ. Celebra cada primera vez de lo que sea, aunque duela, así recordarás que es lo que no quieres repetir. Cada vez que haces algo por primera vez, es una forma de nacer, de sentir algo nuevo, de retarte, de expandir tus límites, de coleccionar experiencias...y por favor, sobre todo...NO TE QUEDES CON LAS GANAS. Mi primera vez empezó con dolor...porque las críticas, duelen ( a mi también), y poco a poco, entendí que soy responsable de lo que hago, de lo que digo, de lo que escribo, pero no de lo que los demás interpretan acerca de lo que hago, de las decisiones que tomo, o de aquello que escribo, o que digo...y cuando acepté eso, dejaron de dolerme las críticas destructivas, y me quedé desde entonces con aquellas que me regalan el placer de seguir siendo, cada día, mejor profesional y persona. El 10 de junio, será mi primera vez como ponente en el congreso on-line GRATUITO "Diseña tu vida Ideal"...y todo será más fácil si me acompañas! "Entre tu vida y TÚ", es la propuesta que he preparado para ti, para que LIDERES EL CAMBIO y pases a la ACCIÓN, porque de una vez por todas, éste, puede ser el paso para ponerte manos a la obra con tus proyectos, POR PRIMERA VEZ y de una vez por todas!Si te animas, puedes inscribirte gratis en este enlace, compartiré congreso con 40 expertos, con los que estoy segura que todos creceremos un poquito más:  www.yuvalia.com/congreso-disena-tu-vida/?ref=119157  Déjate caer por la primera vez de cualquier vivencia que sabes que deseas hacer, y DISFRUTA! LoveU 

Inés Torremocha - #SeVende

#SEVENDE​

La vida está en venta.Se vende felicidad.Se venden sonrisas.Se vende un idioma con 10 sesiones online.Se venden inmuebles de ensueño en espacios estériles.Se venden sueños sin dueño.Se vende vanidad, ego envasado al vacío, éxitos efímeros, filtros para fotos que te restan años y te suman mentiras.Se vende humo.Se venden likes, seguidores, la pareja ideal, las vacaciones perfectas, el rimel eterno o el amor enlatado en películas sin argumento y con final feliz. Y nosotros, somos GRANDES consumidores de todos estos productos con los que vamos construyendo nuestra vida. ¿Deseamos con la misma intensidad, toda esta oferta que se abre ante nuestros ojos cada día?¿ Sentimos que nuestra suerte cambiará cuando consigamos una u otra cosa? ¿Permitimos que nuestra emoción se adueñe de una decisión que después necesitaremos razonar, o somos tan racionales que nos privamos de darnos placer al obtener eso que tanto deseamos? Me APASIONA saber que el baile de nuestras emociones, está íntimamente relacionado con el proceso de la venta ( y de la compra) y que esto, a la vez, tiene TODO que ver con las decisiones que tomamos o que dejamos de tomar, desde que empieza el día. #SEVENDE, no es una sección más, #SEVENDE es el resultado de unir mi PREPARACIÓN como comercial durante años, con la OPORTUNIDAD que me regalas TÚ, cada vez que me lees y te emocionas, te enfadas, te ríes o te remueve eso que sabes que llevas dentro. Y, como decía Earl Nightingale, cuando la preparación y la oportunidad se juntan...entonces llega la SUERTE ( esa que no es más que el resultado de currar mucho, fracasar mil veces y mejorar cada vez). No creo en el método infalible para VENDER ( porque créeme, no existe). Sí creo en la motivACCIÓN, en la creatividad, en la diferenciACCIÓN, creo en las personas que son capaces de reinventarse una y otra vez hasta que dan con la mejor forma de abordar un proceso de venta. Creo en el orgullo de pertenencia, en el trabajo individual siempre que se ponga al servicio de un EQUIPO.Creo en la ilusión de llegar a la meta, y en la celebración de los éxitos, pero no creo en quienes abusan de la complacencia cuando los resultados acompañan, mientras se pierden el atajo que ha encontrado su competidor.Mientras un vendedor celebra un éxito, otro, sobrevive a un fracaso, CREO en ambos, porque la venta es cíclica, y hay que saber jugar desde los dos lados de la cancha.Creo que la fidelidad de un cliente se cultiva gesto a gesto y aún así no te garantiza la exclusividad ( pero no me olvido de que el vendedor, también es infiel)Creo en las personas que creen en personas, que basan sus decisiones en sólidos análisis, que conseguirán el mejor trato para ambas partes.CREO en los vendedores “junior” que arriesgan con eso que aún no dominan, porque saben que esa es la única manera de aprender. Y CREO en los comerciales “senior” que siguen poniéndose nerviosos mientras preparan un cierre importante, porque eso denota RESPONSABILIDAD. (Y, por supuesto, me APASIONA, la sinergia entre ambos profesionales).Creo en ser parte de la solución y no del problema.Creo en la improvisación, pero SOLO si estás realmente preparado para salir al campo, y adaptar tu juego al discurso de tu interlocutor. La vida es venta. No solo somos vendedores, aquellos que ejecutamos transacciones, que intercambian productos, ideas, proyectos o servicios por dinero. La negociación forma parte de nuestras rutinas: negociamos con nuestros hijos, con nuestros proveedores, nuestros padres, con nuestra pareja o nuestros amigos...y las etapas, no son muy diferentes en un caso u otro. El proceso de la VENTA nace, crece, se reproduce, y muere. Y no, no voy a decir que el proceso de la venta es similar al proceso de la vida...porque eso sería frivolizar la venta (o la vida). #SEVENDE ​

No te ROMPAS

Más allá de tus perfiles es donde se dibujan las costuras de toda una vida remendando descosidos...porque de eso se trata, de reconstruirnos después de cada caída. De volver a creer que “lo haremos” después de varios “no lo conseguirás”. Qué fina y delicada es la tela de araña que nos envuelve cuando nos dejamos atrapar por el miedo, y se nos olvida lo fácil (o complicado), que sería estirar piernas y brazos para salir del ovillo paralizante que nos atrapa sin pizca de compasión, ni piedad. Recorre con las llemas de tus dedos todas esas heridas aún por cicatrizar, ponle nombre a eso que sientes, no te ancles en un “estoy triste, alegre o enfadado”, cuéntate un poco más...la educación emocional que recibimos desde críos, es tan, tan escasa,  que apenas sabemos verbalizar una emoción que nos está inundando por completo y no nos deja respirar. Te invito a que describas cómo te sientes con todo lujo de detalles, y luego repasa la lista de emociones que has conseguido redactar...conócete, explora qué hay detrás de tu: “Siento miedo”. Tal vez conlleve una falta de seguridad, temor a la humillación, a fallar, a volver a esa piedra que parece no querer quitarse de nuestro camino, jamás...te suena todo esto, ¿verdad?.Ponle palabras a tus emociones para saber a qué te estás enfrentando, esto te ayudará a saber por donde empezar. NO TE ROMPAS, aunque tengas la sensación de no poder volver a reconstruir tu corazón después de un desencanto más.No te rompas, ni cuando las fuerzas no sean más que lánguidos y fallidos intentos por volverte a levantar.No te rompas, pese a tener las ganas a niveles mínimos de reservas y sentirte agotad@ de tanto luchar. Yo, sé que NO te romperás, PORQUE tienes la piel más elástica del Universo y por eso vas a conseguir que tu cuerpo no termine por quebrar.Porque esas GANAS tan al límite, te van a llevar a retarte aún más. Porque no sabes vivir sin haberlo intentado, sin reivindicar tu derecho a equivocarte ( por derecho propio) y sin importarte de una vez por todas ese lastre ruín, vetusto, pesado y cansino como es el “qué dirán” ( vive para ti y los tuyos, y no tanto para los demás). Sé que no te ROMPERÁS, porque desde aquí veo el brillo que hay en tus ojos, porque tú (igual que todos) te mereces más de una oportunidad. Porque sueñas que es posible otra rutina, otros placeres, otras formas de vivir, de sentir o amar. Cuando sientas que te rompes, repasa tus cicatrices...ellas te contarán. Encuentra un abrazo que te ayude a empezar. Busca amaneceres, entornos en los que las personas sonrían, piérdete cerca del mar, camina por el monte o patea toda una tarde la ciudad. Tus perfiles, tus cicatrices y tú, tenéis un precioso paseo por la vida que dar, no te demores, ya  ha empezado...eres únic@ en este mundo, así que, POR FAVOR, no te rompas... sé, que lo conseguirás. LoveU ❤️ ​

SIN límites

La vida nos queda estrecha si le decimos demasiadas veces que NO, y ella ( tú vida) se merece más de ti. Encuentras fácilmente la manera de meterte en líos, de complicarte la vida, de volver a tropezar en esa piedra a la que parece que has cogido cariño.Descubres con facilidad qué palabras escoger para sentirte culpable, para recordarte que eso de que “cada día sale el sol” es para otros, que más allá de tus límites hay un abismo que sabe a miedos, a fracasos, a mil  “casi lo consigo”, a los infinitos “ojalá”, y entonces, dejas un espacio tan extenso entre tú y las oportunidades que la vida te va regalando, que consigues axfisiar hasta tus GANAS y las oportunidades se quedan allí, esperándote, mirándote con expectación desde ese otro lado de la vida al que no te permites ir. Eres lo suficientemente generos@ para creer que cualquiera tiene más derecho que tú a triunfar en lo que se proponga, y a la vez te comportas como el tirano de quién se cree dueño de tu vida y recitas una serie de creencias limitantes que has ido dando forma dentro de tu alma y que ahora... te atan de pies y manos, te paralizan, te frenan y se adueñan de tu propia voluntad. Da igual la edad en años que vayamos acumulando a lo largo de nuestra vida, dentro de nosotros sigue viviendo un niño que no sabía de límites. Un niño que se escondía para llorar y que esperaba que fuese el día de su cumpleaños para que la niña que le gustaba reparase en él, por fin...Pero también vive en ti la niña que tenía más miedo de los fantasmas que de pelearse en el patio del colegio para defender a su mejor amiga. Sigue dentro de nosotros la fuerza de nacer llorando a rabiar con la exigencia de nuestro metro cuadrado en el mundo. Adelante, GRITA! Llora de pura rabia si con eso vas a conseguir silenciar toda esa colección de frases destructivas que tantas veces te repites hasta que la saciedad se sacia de ti. Sal a correr si eso te ayuda a convertir la autocrítica en un cálido abrazo, de esos que reconfortan al niño valiente que hoy se partiría la cara en el patio del colegio por su mejor amigo.Encuentra una válvula de escape que te ayude a huir de ti mismo cuando te disfrazas de mártir y empiezas con los “ dónde te crees que vas”. Esto de CRECER hay que ganárselo.Porque si lo contrario de ser valiente no es ser cobarde sino ser conformista…¿a qué esperas para AVANZAR? (Te adelanto que nadie vendrá a hacerlo por ti, pero eso ya lo sabes, verdad?) Si te animas a vivir sin límites...te estaré esperando. LoveU ❤️​

...
...